Skip to content

¿Qué es un vegetariano?

Los principios y las normas basicas del vegetarianismo y del naturismo no son solo considerados como las mejores garantias de salud y de una alimentación equilibrada, sino también a menudo como una filosofía y una postura global del individuo frente al mundo; en definitiva como una manera de alcanzar una forma de vida más gozosa y saludable. En contra de lo que pueda pensarse los vegetarianos no son “comedores de lechuga” y ya está. Un vegetariano es una persona que elige un estilo de vida que engloba todas las facetas de su quehacer diario. Aquí se pretende explicar las propiedades de los principales productos vegetarianos, orientar sobre su utilización ofreciendo una gama de recetas amplia y variada y dar a conocer las normas y los principios basicos de la higiene naturista. Nos anima el hecho de que crece sin cesar el número de personas que desean el retorno a una vida más serena y tranquila, más vinculada a la naturaleza. Estamos frente a la dieta del futuro. La naturaleza es verdaderamente la unica fuente de salud y vida de la que nunca las personas deberíamos habernos alejado.

La alimentación vegetariana no rechaza el progreso, pero sí un cierto aspecto de la evolución, aquél que hace que una aparente mejora suponga en realidad un desequilibrio. Aunque no hay que olvidar que muchos vegetarianos no se alimentan correctamente. No por el mero hecho de no comer carne ha de tenerse uno por saludable, pues en todo momento hay que observar una correcta ingestión variada de todos los nutrientes que nuestro organismo necesita.
El vegetarianismo proclama que se pueden evitar todas las enfermedades, todas las afecciones, siempre que se observen las reglas de higiene naturista y, en particular, que la alimentación diaria sea vegetariana. El retorno a una alimentación casi exclusivamente vegetal, es también un retorno a la naturaleza. Se trata de redescubrir la adhesión inicial del hombre a la tierra. El vegetal ofrece variedad: la variedad de gusto, de la estética y de la cantidad inmensa de sustancias nutritivas. Además teniendo presente que los alimentos con un bajo contenido en proteinas pueden suministrar estas en cantidad suficiente si se consumen también en cantidad suficiente. Y muy importante también será combinar los alimentos adecuadamente para la correcta absorción de proteinas.

El equilibrio de la alimentación es por tanto la condición “sine qua non” de todo régimen alimentario. La segunda condición concierne a la variedad. La variedad de menús suministra al hombre todas las sustancias nutritivas esenciales en las proporciones más equilibradas.

El vegetarianismo es una filosofía alimentaria y no uno más de los muchos regímenes que solo tienen como fin adelgazar, como la única manera de vivir de acuerdo con un estereotipo sociocultural dado. Es importante darse cuenta de que esto se deriva de una determinada manera de pensar respecto a la alimentación, asi como del comportamiento que esta forma de pensar inspira. Es tanto un medio como una manera de concebir la vida y el mundo. El vegetarianismo influye el pensamiento, plantea preguntas, se impone siempre como un símbolo de pureza que tiene que llegar o bien como una pérdida.

El vegetarianismo también puede ser planteado como compromiso individual. No hay otro régimen alimenticio específico más seguido en el mundo, y desde luego en paises del tercer mundo, en los que por una cuestión de higiene y de escasez casi no se consume carne; pero también actualmente en los países occidentales, por razones filosóficas y dietéticas.
Del orígen del mismo término vegetarus: sano, robusto, se deriva la idea fundamental de esta filosofía alimentaria: la imagen del vegetal, que es sano, robusto, símbolo de vida, todo lo contrario que la carne, que a causa de su procedencia (producto nacido de la muerte o muerte en sí misma) no puede representar un símbolo de vida. Sin embargo, sería muy simplista reducir el vegetarianismo a este no consumo de productos a base de carne. El vegetarianismo va más allá y desaconseja los siguientes alimentos:

-Las carnes, embutidos, grasas animales, aves nacidas en criaderos industriales.
-Los alimentos en conserva y los congelados.
-Los cereales refinados, blanqueados, privados de su valor nutritivo, en parte o completamente (pan blanco, harina blanca…)
-Los alimentos industriales tratados quimicamente.
-Las bebidas industriales azucaradas.

En cambio incita a aumentar el consumo de determinados productos:

-Sal marina no refinada.
-Cereales integrales no blanqueados.
-Fruta del tiempo o seca.
-Todos los aceites vegetales de primera prensada en frío (aceite de oliva, …)
-Todo tipo de verduras frescas, crudas o cocinadas al vapor o estofadas, y siempre que sea posible, sin pelar.
-Miel, plantas aromáticas y plantas de todas clases (frescas o secas).
-Legumbres.
-Azucar de caña no refinado.

De esto se desprenden ya algunos de los aspectos fundamentales de la filosofía vegetariana. Uno de ellos es que el cambio puede ser mayor o menor, pero nunca se realizará de forma radical, sino progresivamente. Además, el vegetarianismo es una opción personal y que se lleva a cabo individualmente con voluntad, no de “hacer régimen”, sino de cambiar de mentalidad frente a la propia alimentación. No te fuerces, si te gustan las costumbres sanas, tu cuerpo te pedirá alimentarte sanamente.

Es una reeducación alimentaria, un compromiso personal que esta en total oposicón con el modelo alimentario impuesto por los países industrializados.

Asimismo, va más allá del simple consumo o no consumo de carnes, ya que propone que la producción de alimentos se plantee de forma diferente y que se base en productos de cultura biológica, es decir, sin abonos, sin tratamiento químico, sin colorantes ni conservantes ni aditivos. Propugna una modificación del sistema agroalimentario y justifica esta postura por el hecho de que la alimentación actual sufre una contaminación generalizada, lo que hace que pierda su valor nutritivo. Se opone al conformismo alimentario actual y coloca al individuo, deseoso de convertirse en vegetariano, en la posición de tener que enjuiciarse para encontrarse a sí mismo. En lo que se refiere a los alimentos a base de carne, son muchos los factores que desaconsejan su consumo: el primero y más importante la impureza de este tipo de productos que, al estar al final de la cadena alimentaria, concentran gran cantidad de sustancias tóxicas.

Ana Moreno
ana@anamoreno.com

One Comment

  1. Bárbara wrote:

    Me encanto todo lo q leí. Me dá más inspiración para seguir siendo vegetariana! Hace 2 semanas y media que no como carne, y todavía no tengo el deseo! Gracias!!

    Lunes, junio 4, 2012 at 4:51 | Permalink

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*