Skip to content

Carne y cáncer

EL CANCER EN LA CARNE


“Yo, por mi parte, me pregunto de que clase de sentimiento, estado de ánimo o razón, fue poseído el hombre para primero polucionar su boca con sangre y permitir que sus labios toquen la carne de un ser asesinado; que llena su mesa con las fonnas mutiladas dc cuerpos muertos y reclamé tanto alimento diario y platos refinados que hasta ahora, estaban dotados con movimiento, percepción y voz.”

PLUTARCO

“La carne muerta se hace susceptible de masticación o digestión solamente, ablandándola y enmascarándola con la preparación culinaria, para que la vista de sus jugos sangrientos y aspecto original no excite a la repugnancia y el disgusto.

Percy Shelley, Reivindicación de la Dieta Natural.


No es amoroso matar. La ingestión de carne es generalmente innecesaria y no ecológica. Producir carne implica de 50 a 100 veces más tierra que producir su equivalente en alimento vegetariano. La alimentación animal contiene DDT, pesticidas, hormonas, estilbesterol, antibióticos, tranquilizantes.

Se sacrifica y se vende animales enfermos. Sobre todo, la carne no es un alimento saludable. La carne grasa es rica en colesterol. Los productos de desecho del metabolismo proteico son el ácido que se acumula eventualmente y precipita en los tejidos en forma de cristales. La carne se pudre en el colon, produciendo desechos tóxicos que aceleran el metabolismo y causan enfermedades degenerativas, conduciendo a la muerte prematura.

El Dr. John Berg del Instituto Nacional del Cáncer informó en la Conferencia de la Sociedad Americana del Cáncer, que la ingestión de carne de buey, está relacionada con la alta incidencia del cáncer de colon y recto. El Dr. Emest Wynder, presidente de la Fundación Americana de la Salud, afirmó que la carne bovina (también los huevos, los productos lácteos y los alimentos que contienen grasas saturadas) deberían incluirse entre los promotores del cáncer.

El Dr. Emest Wyndon, presidente de la Fundación Americana para la Salud, dijo en un simposio patrocinado por la Sociedad Americana del Cáncer en Boston y la Mayor Sociedad Médica de Boston que la dieta grasa y proteínica animal combinan con las bacterias en el intestino para formar ácido relacionado con la formación de tumores. Ahora, dijo, la evidencia muestra relaciones, también, entre estas grasas y el cáncer de mama, páncreas, riñón, ovarios y próstata.

La inmunidad cancerígena se construye con una dieta baja en proteínas, no procesada. Estas observaciones las hizo el Dr. Robert Good, de la Universidad de Minnesota, de sus estudios de niños aborígenes y animales.

La dieta rica en proteínas se descompone en el estómago en amoniaco venenoso, que produce nitrosaminas. El bioquímico Dr. Lijinsky dijo:

“…están entre los compuestos químicos más conocidos y potentes causantes del cáncer” .Además, el Dr. W.J. Visek (Colegio de Agricultura del Estado de New York) afirma: “La presencia de amoniaco incrementa la susceptibilidad a las infecciones víricas que causan el cáncer en los animales y se sospecha que en los hombres”.

Otros estudios mostraron que el triptófano, un aminoácido esencial, que está 20 veces más concentrado en la carne que en la fruta, es cancerígeno en el tracto urinario. Se informé en laprensa el 25 de noviembre de 1962, que el Dr. Richard Gordon había descubierto que“un ácido llamado triptófano causa el crecimiento y el envejecimiento .Excluyendo el triptófano de su dieta, Gordon mantuvo a los animales jóvenes y activos sin signo alguno de envejecimiento en exceso. La introducción de triptófano dio lugar a la aparición de envejecimiento normal.

El Dr. A. Voisin afirma, La fórmula de triptófano es muy parecida a la del ácido indolacético, que es una hormona del crecimiento en las plantas: esta hormona puede ser producida por las plantas a partir de triptófano.

Nutrición en la Nueva Era.
Viktoras Kulvinscas
Mandala Ediciones

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*